. . .
  • C/ San Juan, 5 - 42002 Soria
  • 975 212 455

Historia

Historia

Cáritas no es algo distinto o separado de la Iglesia, es la Iglesia misma que ejerce su caridad de forma estructurada a través de esta Institución. Cáritas es la caridad de la Iglesia canalizada por medio de esta Institución.

Precisamente porque esto es así, Cáritas comienza a trabajar antes de ser constituida con esta personalidad jurídica propia. Su trabajo como institución eclesial tiene comienzo en los años cuarenta con el nombre de “Caridad de la Acción Católica”, que luego evolucionaría a esta estructura formal y jurídica que tiene en la actualidad.

Cáritas, ha estado siempre muy atenta y respondiendo a las necesidades de los pobres y marginados de nuestra sociedad. Esto que ha sido y es una realidad constatable a través de toda la historia de Cáritas, se ha dejado notar especialmente en los periodos de crisis económica y laboral como es el presente, en el que su implicación y eficacia en la lucha contra la marginación y la pobreza es de todos conocida.

Al cumplirse estos 50 años de su presencia, existencia y acción comprometida en nuestra Diócesis de Osma- Soria, surge espontánea en el corazón una actitud importante: Es la acción de gracias por su existencia, por su buen hacer a favor de los pobres y marginados; por todas las personas que la han dirigido durante este tiempo y se han gastado y desgastado para que cumpliera con su misión; por tantos voluntarios que han entregado y entregan generosamente su tiempo y su corazón a favor de los pobres y marginados de la sociedad.

La caridad de la iglesia, explicitada a través de los diversos programas de acogida, asistencia, cooperación y promoción de Cáritas, hace presente el amor y la predilección de Cristo con los pobres y se convierte en un auténtico medio de evangelización de los mismos, acercándoles el amor de Dios, por medio de su acogida, su respeto y su ayuda a todos ellos.

Que su buen hacer nos haga sentirnos a todos, especialmente los cristianos, llamados a seguir apoyando, potenciando y siendo generosos con Cáritas, para que siga haciendo realidad entre los pobres y marginados, la caridad de toda la iglesia y que cada día crezca más la conciencia y el compromiso a favor de los más necesitados y marginados de la sociedad.